La Vida te pone a prueba

Trabajos-Textos

La Vida Te pone a Prueba

2. LA VIDA TE PONE A PRUEBA

 

2.1 Cabría preguntarse si es la Vida la que te pone a prueba o uno mismo se va poniendo o buscando pruebas, o si la misma palabra prueba no es más que fruto de la dualidad en como contemplamos las cosas.

Sea como fuera que sea reflexionaré sobre ello siguiendo una estructura diferente al capítulo anterior.

Unas Preguntas.

¿Pruebas para qué?, ¿Cuál es su significado?, ¿por qué aparecen? ¿Las pruebas son obstáculos?

Veamos la procedencia de esta palabra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entonces podemos entender que las pruebas son obstáculos que se interponen en nuestro camino, que nos impiden avanzar o lanzando otra mirada; nos dan la oportunidad para, siendo creativos, sortearlos y trascenderlos. Me quedo con la segunda.

 

2.2 La Vida en sí misma es una continua prueba

Desde el momento mismo de la concepción, e incluso me aventuro a decir que incluso antes.

Desde la cantidad de sucesos que tienen-deben de suceder, o que simplemente ocurren, para que ese óvulo y ese espermatozoide en su mágica unión cósmica comiencen la trepidante carrera mutante en la fabricación de un Ser humano.

Las mujeres vienen al mundo con 3 millones de huevos. Huevos preparados para crear Vida. En la pubertad, debido al movimiento hormonal y de transformación que en esta época se da, la cantidad de huevos queda reducida a 400.000.

Posteriormente se produce una selección natural, quedando 400 huevos para su Vida reproductora. Todos los meses su organismo preparará de forma magistral un huevo para su posible fecundación. Los obstáculos-pruebas que ha de superar, sortear y trascender son mayúsculos.

El hombre eyacula en torno a 5 ml, (una cucharadiota9, de esperma. Este contiene en torno a 200/300millones de espermatozoides. Unos 100 se abren camino en su misión y solo unos 200 llegan a las trompas de Falopio.

Parece ser que aquella idea de que el más fuerte, guapo y preparado espermatozoide es el que llega a su cometido es una idea trasnochada y caduca.

Parece ser también que obedeciendo a una inteligencia suprema, la misma que mantiene el equilibrio de nuestro planeta, sistema solar, galaxia y el Universo entero, cada uno de los espermatozoides tienen su propio propósito y misión y que en todos ellos no está la de fecundar.

Al parecer hay algo mágico que hace que la fecundación se produzca cuando el óvulo y el espermatozoide se reconocen a sí mismos. El óvulo se abre a aquel que tenga la palabra secreta, el abracadabra. El óvulo, la receptividad yin entonces se abre y deja que el yang penetre y comience la mutación.

Todo esto, que os he contado ¿para qué?

Para ver que la Vida en su incipiente comienzo ya es una continua prueba.

Estas vicisitudes que nos toca vivir las podemos contemplar desde la pesadumbre, la pereza, el victimismo y actitudes que provienen de nuestro propio condicionamiento, o bien desde la oportunidad que la Vida nos brinda para poder seguir en mi Camino, en mi Propósito.

En todo esto el apego a las cosas, a las personas, a los trabajos, a los sueños, a los deseos van a propiciar que veamos las pruebas o circunstancias que la vida nos pone como algo duro, dificultoso, infranqueable, algo por lo que sufrimos y en muchas ocasiones nos conecta con el niño que en su fase egoica tanta necesidad tiene de todo ese apego.

 

2.3 Una historia sobre el apego y las pruebas

La fotografía es algo que me gusta mucho. Tenía y tengo aunque ya en desuso, una estupenda Yasica que compré en Canarias, en mi primer viaje en avión con mi primera mujer. En un auténtico viaje de novios sin matrimonio previo.

Durante años hice muchas fotos. Más tarde entendí que esto de las fotos, puede ser una forma de apego muy potente y una manera de no estar en el presente, pues cuando uno hace una foto está pensando en lo que tendrá después para ver y más tarde cuando la visione está viendo algo que ya pasó. También es cierto que la fotografía puede convertirse en un ritual en donde la atención es su mayor exponente.

Bien, pues aquella Yasica pasó al armario de las reliquias, pues la era digital irrumpe con su versatilidad.

El banco me regaló una cámara de fotos por poner mi economía en sus cuentas o mis números en su economía.

Comencé a hacer fotos como nunca antes había hecho. La diferencia entre tener que revelar y poder ver en el ordenador es bestial. Con aquella yasica la elección de una foto era como un ritual. Sentía que la foto me buscaba y me encontraba a mí. Después con la digital Nikon, esto cambió y continuamente iba en busca de fotos fotos y fotos. ¡Total como son gratis! ¡Que autoengaño!

Estando con unos amigos muy especiales con los que me une mucho en lo espiritual, estando con ellos de celebración de un mágico encuentro, llenos de buen rollo y mucha fraternidad, ahí iba yo con mi cámara e hice cantidad de fotos para el “recuerdo”.

Me encontraba entonces con mi buena amiga y compañera del Alma, Pepa. Una luchadora mujer, acompañante en un trecho del Camino.

A los dos días, después de aquel encuentro de disfrute y posterior emocionante y profunda despedida me disponía a transferir las fotos a la computadora cuando en un “descuido” o por esos misterios de la informática se perdió la carpeta entera con las dichosas fotos. Toda entera. ¡Que dolor sentí!

La pelota entonces va a toda velocidad y pasa por muchos sitios en donde ya ha estado con anterioridad, intentando agarrarse a alguno de ellos.

¡Comienza la prueba! Conforme más intentaba recuperar aquellas fotos, los obstáculos eran mayores, las resistencias aumentaban y el cabreo también. Llegó entonces un momento de lucidez que me hizo parar y entender que conforme más queremos retener algo, más rápido se escapa y me vino esa frase que no se de quien es que dice algo así como; “si quieres que alguien o algo vuelva, déjalo marchar.

Tuve después a los pocos meses un segundo encuentro con esta pareja de amigos. Esta vez en el pueblo en donde ellos vivían, Los Molares, en la provincia de Sevilla. En esta ocasión fui con mis dos hijas en un viaje no exento de muchas señales.

 

2.4 Señales

¿No son las señales pruebas o las pruebas señales? Conforme voy escribiendo voy sintiendo que las señales que en nuestra Vida aparecen son en sí mismo pruebas. Un alto en el Camino para reorientar la dirección y si no te paras y la reorientas, más adelante la señal-prueba será mayor. Es aquello de no quieres taza, pues taza y media.

En este reencuentro hablamos de lo sucedido con las fotos de nuestro anterior encuentro. Esta pareja de amigos son unos estupendos lectores ambos de los movimientos del inconsciente y de los mensajes metafóricos que se desprenden de todo aquello que acontece. Ambos dos ahora inmersos y entregados a la guía y ayuda en la apertura de consciencia empleando en su cometido herramientas muy interesantes y poderosas, tales como la genealogía y la Medicina del Alma.

Pues en esta ocasión, en una semana santa sevillana también fui con mi cámara digital e hice muchas fotos. No solo yo, también Haizea y Ainhoa, también se sumaron a este menester. Fotos fotos fotos. Ya no me acordaba de lo sucedido, las emociones me hacían perder el centro y no tenía en cuenta lo ocurrido unos meses antes.

El último día de estancia en tierras andaluzas lo pasamos en Ronda.

Impresionado me quedé con el pueblo, con el enclave me donde este se encuentra. Allá viendo las hermosas vistas que desde lo alto del pueblo de aprecian, sacando fotos al tajo que es como le llaman al imponente cortado en el terreno que como una natural fortaleza protege a sus habitantes de posibles bandidos.

Allí estaba sacando una foto a la antigua cárcel que se encontraba debajo del puente con una caída libre de bastantes muchos metros cuando en un “descuido” la cámara se me cae por el precipicio. ¡Ahhhhhhhhh….!

La perdí. Veía como se escapaba entre mis manos y como iba depositarse unos metros abajo. La tengo que recuperar me dije. Como sea. Pero aquello era realmente peligroso, muy peligroso. De hecho fueron las palabras de mi buen amigo Antuan y las de Haizea las que me hicieron parar.

Antuan en su inconfundible y para mi graciosos acento andaluz me dijo; “Joxe…pero te vas a jugar la Vida por una cámara de fotos?” y Haizea con el impulso de su planeta regente aries; “Aita, si ha sucedido esto por algo es”. Efectivamente así es. Me recompuse rápidamente y “olvidé” la cuestión.

Estando ya en Navarra, me puse en contacto con el Ayuntamiento de Ronda, pues me dije, “si a mí me ha pasado a más gente también por lo que es posible que el Ayuntamiento tenga un servicio para estos menesteres.

Les escribí y al día siguiente recibí una cordial contestación en la cual me decían que efectivamente disponían de ese servicio y que si les facilitaba la situación más o menos exacta del lugar en donde se había caído, mandarían a la brigada municipal para ello. Además no tenía ningún coste, incluso los gastos de envío los sufragaba el ayuntamiento.

Bingo me dije. Busqué fotos en internet y mira por donde me encuentro una que era como si alguien me hubiera sacado una foto a i desde el otro lado del puente con lo que se visualizaba perfectamente el lugar. Les mandé la foto y a los tres días me contestaron que era un sitio extremadamente peligroso y que no habían podido hacer nada.

Ese mismo día a la noche la computadora se bloqueó y un “virus 2 se apoderó de ella. El resultado fue que perdí todos los archivos que n ella tenía. Todos. Conseguí con ayuda recuperar algunos pero ninguna foto. Todas las fotos que tenía las perdí. Había una amiga que también tenía fotos comunes y en su ordenador también sucedió algo que hizo que se perdieran estas comunes.

La cosa era muy fuerte en esta ocasión como para cabrearse. Realmente me paré. Recuerdo que me tumbé en el suelo y poniéndome las manos en mi corazón me respiré. Entendí muchas cosas con todo este episodio. Estuve sin sacar fotos durante un buen tiempo y más aun hasta que volví a comprar una cámara.

Ahora la tengo, pero así como antes con la yasica espero a que la foto me encuentre a mí.

 

 

Señales

  • Te encuentras los semáforos en rojo cuando conduces. La Vida te invita a parar
  • Legas tarde al trabajo repetidamente ¿A qué te resistes en la VIda?
  • Tristique maecenas crasenean
  • Magni interdum metus ut mattis
  • Quisque proin nam eget gravida
  • Tincidunt porttitor fermentum
  • Quis dolor donec velit cursus
  • Porttitor anteros pede penatibus

Paneles Informativos

  • Accidentes
  • Enfermedades
  • Proin mante adipiscing mauris
  • Tortor diam lacus auctor cursus
  • Condimentum vitae molestie
  • Aliquam enim erat magna pede
  • Odio magnis nunc quis tortor
  • Ultrices dapibus habitase enim